Loading
Can Pep d’en Pere
Majestuosamente acomodada en lo alto de una colina, en una de las zonas más idílicas del sudeste de la isla, a cuatro pasos del encantador pueblo de Sant Carles y muy próxima a algunas de las playas más hermosas de Ibiza, se encuentra esta espléndida finca rural renovada y ampliada hasta alcanzar los más altos estándares de diseño y construcción.

Única en su estilo, pero sin perder sus raíces ibicencas,
este hogar es el epítome del lujo orgánico.

No faltan los aspectos tradicionales, el característico color blanco, anchos muros, líneas simples, vigas de sabina, suelos pulidos y preciosos mosaicos. La planta baja presume de incontables salidas acristaladas a las terrazas, césped y piscina que a su vez permiten inundar este espacio de luz natural. La primera planta que alberga el dormitorio principal con su cuarto de baño y vestidor, proporciona adicionales zonas de terraza desde dónde disfrutar de las asombrosas vistas del mar y de las laderas que rodean la finca. La puesta de sol se disfruta mejor desde la terraza norte al esconderse detrás de las colinas de Sant Llorneç, mientras que, a la sombra de los pinos, los niños tienen la diversión asegurada en su propio parque infantil. En todas las direcciones se aprecian ajardinados bancales de pared de piedra, protegidos y resguardados por cipreses. En uno de ellos, un espléndido viñedo, en otros, árboles frutales, algarrobos, almendros y olivos centenarios. Así son los extensos jardines de este magnífico refugio ibicenco.

 

 

Información Técnica
0
Tamaño Parcela (m2)
*